Cuando se aproxima la primera Comunión de nuestros hijos nos invade una sensación de nostalgia.

Parece increíble que hayan pasado ya 10 años desde que vimos su preciosa carita por primera vez

pero si,el tiempo no se para.

No voy a explicar la importancia del sacramento de la comunión,algo que conoces si has decidido

que tu hijo/a lo reciba.Mas bien quiero llamar tu atención acerca de que este momento es el comienzo

de la última etepa de su infancia.A partir de aqui debemos disfrutar de ellos y con ellos una niñez que,

antes de que nos demos cuenta,se habrá ido.

Seguro que te estás planteando las posibilidades que tienes para hecerle el album de fotos.Aunque

existen algunas variantes,las más generales son dos:contratar a un fotógrafo o bien hacer algo casero.

Párate a pensar cuanto vas a gastar en cosas efímeras,en cosas que se quedarán en ese día.Si ya lo 

has heho,piensa ahora cuánto podrías destinar al único recuerdo de cierta calidad que tendrás de la

infancia de tu hijo/a.

Lo sé,es algo que no se aprecia a primera vista,pero cuando nuestras madres,las madres de nuestras

madres,las madres de nuestros conocidos atesoran esas fotos debe existir un motivo.No puede

ser una moda o una trivialidad.

Te aseguro que para tener un buen recuerdo y de calidad no tienes que gastarte lo que no deseas.

Si expones tus ideas y tu presupuesto será mas fáci.Con claridad siempre resulta mejor.

Cuídate de los duros a a cuatro pesetas.Lamentablemente este mercado no está a a salvo de piratas

y todos los acabados no son iguales.Además ,el ahorro no será como para salvar tu presupuesto.

Planifica bien las fechas,sobre todo la disponibilidad del traje o vestido que tu hijo/a llevará ese día.

Piensa que si se retrasa mucho,será más complicado cuadrar las fechas para el reportaje.

Si tu casa lo permite o si tienes un sitio bonito para las fotos,también puede ser estupendo realizar

el reportaje fuera del estudio,los resultados serán realmente únicos.

El dia del reportaje,si los familiares permanecen al margen,los niños estarán más naturales y espontáneos

que si les corriges continuamente.

Además lo que tu vés no tiene por que corresponderse con lo que se ve a través de la cámara.

Implica a tu hijo/a en la elección de sus fotos,depués de todo es su día y tiene que presumir y verse guapo/a.